Entradas

31 inviernos

¡Hola a todos!

Sé que hace mucho que no me pasaba por aquí, pero como muchos saben, estos últimos meses han sido de locura, donde conciliar lo personal con lo profesional se convierte una carrera de obstáculos, tipo la Bestial Race esa que hubo este fin de semana. Pero bueno, no tengo excusa, que un ratito para escribir y desahogar todo mi estrés en este pequeño espacio siempre se puede sacar.

Captura de pantalla 2014-12-15 a las 22.03.14

 Captura de pantalla 2014-12-15 a las 22.03.39

Hoy no puedo fallar. No puedo seguir cambiando de postura en el sofá mientras veo mi serie favorita, no puedo ponerme a jugar con la gata, no puedo ponerme a whatsapear con mis amigas o con mi madre y mis tías, no puedo ponerme a molestar a José, no puedo ir a la despensa a buscar algo que picar para volver al sillón, y así, millones de cosas más, con tal de no sentarme un ratín a contarles algo.

Es cierto que en su día, cuando creé este blog, lo hice con la firme intención de escribir sólo cuando me apeteciera, sin obligaciones, sin necesidad de estipular un mínimo de entradas semanales o mensuales, porque sólo por ese motivo seguramente que me hubiera cansado al segundo mes (me conozco). Este tipo de cosas hay que hacerlas porque te nace, porque te gusta y porque te sirve de desahogo de alguna manera, o al menos por eso lo hago yo. Pero si es cierto que, aunque no sea una rigurosa y estricta cantidad/fecha, he de proponerme un cierto mínimo, jejeje, no por nada, sino por gandulería.

Captura de pantalla 2014-12-15 a las 22.01.57

Bueno, hoy Cortado Largo cumple un año, y lo hace porque yo, servidora, quien les escribe, cumple 31 inviernos. Hace un año que escribía lo feliz que me hacía empezar una nueva década, una nueva etapa y todo lo que ella me deparaba. Y no me equivoqué. Ha sido un año lleno de cosas increíbles, se me ha hecho corto. Supongo que no tengo nada que envidiarle a nadie, pues me considero una mujer con suerte, en lo personal y en lo profesional.

Por otro lado, en este minibalance no puedo dejar de mencionar a una de las personas más importantes de mi vida y que también se fue este año, para siempre, dejando un vacío en mi vida imposible de suplir. Sin duda estas serán unas Navidades muy emotivas, como siempre, pero esta vez faltará él también, que ya no está, que se fue con ella.

No quiero ponerme sensiblona porque hoy es un día importante. Es mi cumple, y sólo por eso debo sonreír y recordar todos los momentos positivos y de plena felicidad que me ha dejado este 2014. Seguiré tomando mis #cortadolargo, lo prometo. Tengo varios temas apuntados por ahí, pero a todos aquellos que trabajen en agencias o sector servicio saben como son estas fechas, así que por lo menos espero que ustedes me entiendan 🙂

¡Felices Fiestas!

A mi me tocaron los gordos

Como lo oyen, más bien, como lo leen. A mí este fin de semana me tocaron los gordos,  pero no los de la lotería, sino mucho mejor.

Son unos gordos extraordinarios, que me hacen sentir la persona más privilegiada del mundo. Hay gente a la que le toca el gordo una vez en  la vida, incluso dos, pero es que a mi estos gordos me tocaron para quedarse conmigo para siempre.

Son tan tan tan gordos que a veces incluso se ponen pesados, pero esa cualidad sirve también para encontrar un buen lugar acolchadito para apoyarme cuando necesito de mimos y de consuelo.

Imagínense como son, que estos gordos se pusieron  de acuerdo para reunirse y entre todos darme un pedazo de achuchón que casi me asfixio de alegría. Me siento afortunada, pues estos gordos que cuidan de mi son geniales, son confidentes, compañeros, fieles, sensibles, alegres y, sobre todo, incondicionales.

No sé si a estas alturas ya sabrán a que tipo de gordos me refiero, pero ya se los digo yo. Estos gordos son los corazones de todas las personas que tengo en mi vida. Me pidieron unas palabras y cuando me encontré delante de todos no supe que decir, pues bien, aquí las tienen. Miré alrededor y vi mogollón de personas que llevan años en mi vida, familia, amigos (la familia que se elige), había gente nueva, que forman parte de mí desde este año y con la que he compartido momentos únicos, faltaron algunos bien gordos (recuerden que son corazones 😉 ) pero a esos también  los llevo conmigo.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=RlkoN5Ai4gM&w=420&h=315]

A todos, gracias. Gracias por hacerme sentir orgullosa y afortunada de tenerlos a todos en mi vida.