Reflexiones del día a día sobre temas diversos.

Un traje típico “más sabrosón”

Después de un día de bastante estrés, cerrando cositas antes de irme 5 breves días de vacaciones, me he parado ahora en el sofá para hacer un repaso de las cosillas que habían acontecido hoy por la redes sociales. Además de todos lo temas comentados en los últimos días y semanas, entre los que se encuentran los tristes acontecimientos que se están viviendo en la franja de Gaza, por lo que leo ya son 6 los colegios que han destruido entre tanta violencia; un buque de la Armada Española en el que se han encontrado más de 120 kilos de cocaína; y la cantidad de perritos abandonados que dejan en el Albergue de Bañaderos por estas fechas (de este tema hablaré en otra ocasión largo y tendido),… me he encontrado con un vídeo de Telecinco en el que se reían hoy de una chica canaria vestida de típica (bueno, más o menos, le faltaban varios detalles) y en el que he escuchado comentarios de lo más hirientes y absurdos.

Captura de pantalla 2014-08-07 a la(s) 00.30.46

Para empezar, la chica no es que tuviera las luces muy bien puestas tampoco, pero por lo menos ha defendido su postura y su traje típico canario. Me he quedado flipada cuando de repente escucho a Nagore Robles decir: “¿Pero de verdad este es el traje típico canario? Con el calor que hace allí y con esta falda tan gorda. La verdad que cuando han dicho canaria, yo pensaba que iba a bajar con un traje más así… más… sabrosón”.

¿Qué esperabas Nagore hija? ¿Qué bajara con un taparrabos, dos cocos y un gorro lleno de frutas gritando “¡azúcar!”? Ya saben señores políticos, a ver si cambiamos el traje que al parecer este da mucho calor… En fin, con todo lo que nos ha costado conseguir que se respete la vestimenta típica en romerías y demás fiestas canarias y nos vienen ahora con estos comentarios fuera de lugar.

El resto de compañeras no es que hayan sido muy amables con la chica esta, Laura creo que se llama, ya que todas sus contrincantes han aprovechado la coyuntura para criticarla y ponerla a caer de un burro. Sigo viendo el vídeo y escucho lindeces de la talla de: “¿Qué ese es el traje típico? Será el traje típico en su casa porque es imposible que sea el de verdad”. Pero vamos a ver, ¿tú que sabrás? ¿en qué se basan para realizar ese tipo de comentarios? Y lo dice una chica que va vestida de roquera, con cara pintada chunga y tupé porque le pidieron que fuera vestida como si fuera a un festival. ¿Y tú te vistes así normalmente para ir a un festival? Acuéstate un ratito anda.

Más vale sola que mal acompañada

Pero aquí no queda la cosa, en el otro bando (ya supondrán que el programa del que hablo es MYHYV) hay otra chica, canaria también parece ser, que sale en defensa de Laura diciendo que es cierto que se trata del traje típico “aunque le falta la sábana o la manta en la cabeza y el gorro a un lado”. ¿Sábana o manta? En mi pueblo nos ponemos un pañuelo en la cabeza. No sé que ha sido peor, si el remedio o la enfermedad, jajajajaja. Mejor se hubiera callado, que Laura solita, a pesar de los bombardeos, lo estaba defendiendo con la cabeza bien alta.

Para rematar, Emma García, la presentadora, suelta esta exquisitez: “Mira si es mona, que aún vestida así, sigue siendo mona”. ¿Aún vestida así? Me gustaría ver el traje típico de los pueblos de las que tanto han hablado hoy.

El respeto es muy bonito. Y más bonito aún cuando se trata de respetar otras culturas, otras tradiciones y las costumbres de otros pueblos o localidades distintos a los nuestros. Estaría genial que pidieran disculpas, porque no creo que los comentarios hacia la que iba vestida de sevillana fueran los mismos. ¿Qué pasa, qué el traje de sevillana lo tenemos más visto? Pues más cultura señores, y sobre todo un consejo que me encanta:

“Más vale no hablar y parecer tonto, que hacerlo y despejar todas las dudas”.

Aquí les dejo el vídeo en cuestión. No sé por qué no me deja insertarlo, así que les dejo el enlace. Espero que se deleiten.

1 buena y 1 mala

Tengo dos noticias, una buena y otra mala. ¿Cuál quieres primero?

Generalmente me considero una persona bastante realista, que no negativa. Siempre me gusta ponerme en la peor situación o no esperar mucho de las cosas y la gente, supongo que es una forma de protegerme o para conseguir una mejor sensación cuando se dan las cosas como quiero y salen bien. En resumen, prefiero pensar mal y llevarme una alegría, que no pensar bien y llevarme decepciones. Soy así.

Así que voy a empezar por la mala, más que nada para acabar con buen sabor de boca, porque lo que es empezar, lo vamos a empezar mal, por lo menos en esta ocasión. No quiero que este post sea muy extenso, tan solo quiero dejar plasmada mi visión. Supongo que todos sabrán que nuestro querido Gobierno ha dado luz verde esta semana a Repsol para que comience a realizar las primeras pruebas a finales de año. Sí, todo es una caquita.

Parece ser que la opinión del pueblo canario, de sus gentes, no ha servido para nada. Pero no contentos de hacer oídos sordos a nuestras quejas, nuestras manifestaciones y nuestras protestas en todo tipo de formas y formatos, además nos tratan como bobos. Sobre todo “nuestro” ministro Soria, que de nuestro ya le queda bien poco o nada, si es que algún día tuvo algo, que parece que se fue a Madrid a hundirnos más de lo que estábamos. Resulta que esta semana ese señor se ha inventado un impuesto con el que ha calculado unas hipotéticas cifras que irían destinadas como supuesto beneficio para Canarias, en concreto unos 400 millones de euros. Resulta, que luego sale el señor Brufau diciendo que Repsol no reconoce esa cifra y que le resulta incluso un tanto exagerada. Y digo yo, exagerada es y más saliendo de un impuesto que ni existe aún. ¿Pero se piensa que somos bobos? ¿Este vacilón qué es? ¡Me están estafando!

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=YimaZ_eYXxw?rel=0]

 

Ahora vamos con la buena. ¡Sí!

Estoy súper contenta con la noticia que han dado hoy desde el Gobierno de Canarias respecto a la declaración del Palmeral de Maspalomas como Bien de Interés Cultural. Sé que no es consuelo para olvidarnos del resto de cosas, pero oiga, se agradece alguna buena noticia entre tanta porquería.

Y como lo bueno, si breve, dos veces bueno… pues con la buena noticia no me extiendo mucho más. Una imagen vale más que mil palabras.

palmeralmaspalomas

(Foto: Maspalomasnews)

#yesoquenoqueríahablardepolíticaenmiblog 🙂

Facebook, ya no me molas

Hace tiempo que vengo pensando en escribir sobre mi relación con facebook y aprovecho una noticia que he leído esta mañana en el diario digital Puromarketing para hacerlo.

Lo cierto es que de hace un tiempo para acá me he dado cuenta de que la mayoría de las cosas que me salen en el timeline son publicaciones de carácter poco serio, bromas, vídeos simpáticos, animalitos, etc. Tengo cuenta en facebook desde el 26 de octubre de 2007, prácticamente unos meses después de que el señor Zuckerberg lanzara su “maravillosa” plataforma. Recuerdo que en esa época trabajaba en Canarias7, concrétamente para la edición digital bajo el mando de Esther Pérez Verdú, alias “jefa”. Fue ella quien en un principio nos habló sobre la red social y nos animó a mi y a los compañeros a crearnos una cuenta.

Imagen

En los primeros momentos recuerdo que me parecía fascinante, sobre todo por el hecho de poder recuperar el contacto con personas que no veía o con las que no hablaba hacía muchísimo tiempo, estudié y viví en Sevilla durante 6 años y poder recuperar mi relación con compañeros y amigos hacía que viera facebook como “la herramienta del siglo”. Más tarde empecé a darle un uso más profesional, agregabas a gente del sector con las que coincidías en diferentes eventos para intentar mantener una “relación profesional” o simplemente estar al día en todo lo relacionado con la profesión.

Es cierto que durante unos años, al principio sobre todo, facebook se convirtió para mí en una herramienta indispensable para el trabajo, poder compartir contenidos, conocimientos, estar al día de convocatorias, etc. todo era posible en un mismo sitio. Sin embargo, de hace un tiempo para acá, me he dado cuenta de que la mayoría de las cosas que me salen en el timeline son publicaciones de carácter poco serio, bromas, vídeos simpáticos, animalitos, memes, etc. Hay tanto, que ya cansa.

En mi caso, facebook se ha transformado en una mera herramienta de entretenimiento con la que pasar el rato cuando estoy aburrida, son contadas las ocasiones en las que lo uso con un fin más profesional. Si, está bien porque te enteras de cosas, sobre todo de eventos, charlas y esas cosillas que te permiten asistir para mantener contacto en el mundo offline. Quizás sea ahí donde esté la clave, ¿echaré de menos ese café, ese hablar de tú a tú, esa terracita en verano? Es posible.

No obstante, tranquilos, que seguirán viéndome por la red, jejeje… Al fin y al cabo es difícil desconectarse del todo, cuando al final todo se mueve ahí. Esto es sólo una pequeña reflexión del día.

En publicidad, ¿todo vale?

En esta ocasión quiero ser directa y sin tapujos.

Lo que ha hecho Desigual en la campaña para el Día de la Madre me parece una aberración en todos los sentidos, totalmente fuera de lugar. Estaba sentada tranquilamente en el sillón, viendo la tele, cuando de repente salió la tipa esta mirándose al espejo y probándose un cojín debajo del traje (el cual por cierto tengo aborrecido ya porque lo veo por todas partes) y de repente se pone a pinchar preservativos. Me quedé blanca, mi cara fue un poema.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=mXX7jIIJ7to&w=560&h=315]

Pero, ¿qué hacen? ¿Qué ejemplo están dando? ¿#túdecides? Automáticamente he buscado el vídeo en cuestión en Youtube para verlo de nuevo y corroborar que definitivamente se les ha ido la cabeza. Creo que no han caído en lo que supone hacer una acción de ese tipo, ya que no sólo es el tomar una decisión y comprometer a otra persona sin su consentimiento, sino el riesgo que supone al poder contraer enfermedades de transmisión sexual por ejemplo. ¿Es que no han pensado en las consecuencias negativas que puede tener este spot? Sinceramente, aún no sé cual es el mensaje que querían transmitir, ni la intención, por muchas vueltas que le doy no consigo entenderlo.

En publicidad, ¿todo vale?. Si es cierto que si lo que pretendían era notoriedad y que las redes se infectaran de comentarios y personas hablando de la marca, objetivo cumplido. Pero no estoy de acuerdo con el camino que han decidido usar para conseguir tal fin. Es cierto que Desigual siempre ha destacado por realizar campañas que salen de lo común o políticamente correcto, pero en esta ocasión se les ha ido un poquito de las manos y afectará a su reputación como marca si o si.

Sin duda alguna queda Desigual para rato y en los próximos días dará mucho que hablar. De momento, parece ser que las primeras impresiones no son muy positivas.

Imagen

 

Aquí, mi historia

Después de unas semanas a tope vuelvo con una entrada relacionada con una de las cosas que más me gusta hacer en esta vida: organizar. Según la RAE, organizar es:

Establecer o reformar algo para lograr un fin, coordinando las personas y los medios adecuados.

En mi adolescencia, que en aquella época la pasé sobre los 15 o 16 años (hoy en día la pasan a los 12), una de las primeras cosas que adquirí, supongo que instruida por la voz de la conciencia materna, fue el sentido de la responsabilidad y la organización. Recuerdo que me encantaba tener todo organizado, pero también recuerdo que cuando me ponía ha hacerlo esa organización sólo me duraba las primeras semanas, pues con la misma facilidad organizaba que desordenaba todo de nuevo. Odio la monotonía, me gusta ser una saltimbanqui y andar cambiando todo de sitio cada cierto tiempo.

En mi casa, a mi madre siempre le ha encantado eso de organizar reuniones familiares, fiestas, cumpleaños,… Cualquier excusa es buena para ella con tal de tener gente en casa y ejercer de anfitriona como sólo ella sabe. Supongo que de ahí me viene esa pasión por montar tinglados, por estar pendiente de que no falte detalle de nada y que todos salgan contentos cuando organizo algo. En esos tiempos me esforzaba por ser una buena ‘pinche’ junto a mi madre, siempre dispuesta a echar una mano en lo que hiciera falta y tomando nota de todo aquello que hay que tener en cuenta a la hora de organizar cualquier tipo de evento. Y no hablo sólo de lo material (comida, bebida, menaje, mobiliario,…) sino de algo más importante aún, lo que hacía que miraras alrededor y solo vieras caras sonrientes, felicidad y un ambiente en perfecta sintonía.

No sé por qué, pero me encantaba esa sensación. Mirar a mi madre y verla feliz porque todo había salido como esperaba, siempre con detalles sorpresa. Me gustaba eso. Yo quería sentirme así también. Verme rodeada de personas contentas, satisfechas y sonrientes porque lo que yo había hecho por ellos había salido a la perfección, pero además, les había ayudado a pasar una velada inolvidable.

De ahí me surgió mi faceta organizadora, la que me impulsó a organizar mis primeros eventos, por un lado los familiares, siempre dispuesta a echar una mano en cumpleaños, bodas, comuniones, fechas especiales,… Por otro, comencé con pequeños eventos deportivos, ruedas de prensa (esto me viene de formación profesional), hasta que inicié mi primer proyecto profesional con una agencia de eventos y comunicación.

Pero sin duda alguna, si he de quedarme con un tipo de evento de los que he organizado en los últimos años son los relacionados con el mundo de las startups y los que dan oportunidad a personas luchadoras de ver que existen otros caminos y que todo es posible. Cuando me surgió la ocasión de organizar un evento como Startup Weekend Gran Canaria jamás imaginé todas las cosas y momentos intensos que me iba a llevar. Startup Weekend Gran Canaria me ha dado muchos de los mejores momentos profesionales de mi vida. Se mezclan un mogollón de sensaciones, complicidad con los participantes, nervios, puedo llegar a sentir el cosquilleo y los pelos de punta al ver a toda esa gente reunida durante un fin de semana en el que tienen como objetivo sacar un proyecto adelante.

Imagen

Es en este tipo de eventos donde veo esas caras que me gustan, que me muestran que todo el esfuerzo de organización, de estar pendiente de que no falte detalle, tiene su recompensa. Es por esto, por esas personas, por las que me gusta lo que hago, por las que me gusta formar parte de los responsables que están detrás de todo lo que hace posible que se generen esas oportunidades.

Ahora me surgen nuevas oportunidades para seguir promoviendo proyectos jóvenes, darlos a conocer y ayudar en esos primeros pasos tan importantes e imprescindibles en la creación de cualquier startup o empresa de cualquier índole.

Espero seguir sumando y sumando. Aquí una emprendedora para todo lo que necesiten, emprendedores 😉

Un abrazo.

PD: Hace un año realicé el Entrenamiento para desarrollar una mentalidad emprendedora con José J. Cerpa, altamente recomendable todo sea dicho. Durante las fases del entrenamiento realizamos diferentes ejercicios que me ayudaron a conocerme más a mi misma y cómo afrontar la etapa profesional en la que me encontraba. Uno de esos ejercicios no fui capaz de hacerlo, fue una sensación súper frustrante. Durante una cena que organizó mi compañera de curso y ahora amiga Ye, incluso se me saltaron las lágrimas, no era capaz de encontrar mi historia, no sabía porqué estaba allí, en ese momento, haciendo lo que estaba haciendo, dedicándome a lo que me dedicaba, no sabía quien era yo. Ahora, después de escribir esta nueva entrada en mi Cortado largo, me acabo de dar cuenta de que la encontré. Aquí la tienes míster. Mi historia.

Imagen

Carta a Lilo

Sé que es un tópico, pero creo que es totalmente cierto eso de que a los animales se les coge más cariño que a algunas personas. En mi caso, recuerdo que desde que era pequeñita mi pasión hacia todo tipo de animales, en especial a los perrunos y gatunos, desbordaba por cada poro. Cada cumpleaños, cada Navidad, cualquier ocasión era la perfecta excusa para pedir a mis padres una mascota. Nunca me rendí, y al final obtuve mi recompensa.

379247_10151760942230603_1251008400_n

Pero empecemos por el principio, pues mi debut como cuidadora de animales no fue precisamente exitoso que digamos. Mi primera experiencia fue con dos tortugas de agua que me regaló mi tía. Harta de escucharme apareció un día con la típica bañerita y las dos susodichas. Me duraron dos días, las empaché: cada vez que veía que no les quedaba comida volvía a ponerles. Tristeza, eso fue lo que sentí. Por fin conseguí tener mascotas y no fui capaz de cuidarlas bien. Tenía 7 años, todo hay que decirlo, jeje. Mi tía me compró otras dos (máaaaasss buena mi tía)… pero misma operación. Desastre.

Cuando por fin nos mudamos a una casa en la que, según mis padres, ya era posible tener una  mascota de cuatro patitas, fui la niña más feliz del mundo. Thor, precioso samoyedo, mi primer perro… nueve meses me duró y esta vez de verdad que no fue culpa mía. Me lo envenenaron, pero eso es una historia que la verdad que no me apetece recordar. 1383875_10153301249780603_1730205714_n

Durante mi estancia en Sevilla cuando cursé la carrera conocí a un criador de perros bodegueros ratoneros andaluz. Un día me dijo que cuando terminara la carrera y me volviera a mi tierra me regalaría uno. Esa es Lilo, mi pequeña bodeguera que ya tiene más de 7 años. Durante los últimos meses, en los que mi vida ha sido un poco caótica en cuanto a residencia se refiere, se ha quedado viviendo con mis padres, pero mañana vuelve a mi y estoy súper contenta e ilusionada con esta nueva etapa. Nueva casa, nueva vida,… Espero que te adaptes bien pequeña.

603907_10153268712175603_941024997_n 395496_10151314267165603_1703376849_n

 

 

 

 

“Supongo que será duro separarte de tus compañeros incondicionales de los dos últimos años: tu hija Vera y Anais (gatito lindo). Pero no sé por qué me da que para la peque será más duro, al fin y al cabo tu sabes lo que es estar sola y ser la reina de la casa, pero ella siempre te ha tenido a ti desde que nació hace año y  medio. Tengo que contarte varias cosas. Aquí no hace ese solito que tanto te gusta tomar en la terraza, te lo voy avisando. El tiempo es un poco más frío pero la calle Triana es la monda para dar largos paseos. Además, hay parques para perros, cosa que en el sur no, seguro que te va a encantar.

403122_10152297224915603_189143624_n

Tampoco te dejaré subirte a los sillones, como bien acostumbrada que estás, lo siento. Te he comprado una camita preciosa para que te acuestes ahí. Al principio la casa te parecerá un poco fría, pero verás como te adaptas rápido. En el salón, por las tardes, si abro la ventana entra el solito y creo que enseguida le vas a coger el punto para no perderte ni un rayo. En el piso de arriba viven dos gatos, pero no creo que tengas que toparte con ellos nunca 😉

Respecto a Vera, no te preocupes, vendrá de visita y nosotros iremos a verla también.

Bienvenida Lilo.”

546637_10152073084605603_2037709283_n