A ti no te quiero

No te quiero a ti, que sólo traes malos recuerdos a mi mente. A ti que me pisas a la mínima oportunidad, que usas la suela de tus zapatos para plancharme la cara y dejarme cual Picasso. Que me hierves la sangre y me la vuelves a congelar. ¿No sabes que eso es malo? Los cambios bruscos de temperatura no le van bien a nada ni nadie. No te quiero a ti que me humillas, me arrastras y dejas mis pedazos tirados en el suelo.

A ti, que no estás cuando debes estar, que no te oigo cuando deberías estar cantando, que no te siento cuando deberías estar saltando, que no te veo cuando deberías estar, simplemente estar. A ti no te quiero. No quiero a quien tiene mirada triste, ¿por qué? A ti que huyes, que te escondes, que te escabulles. No te quiero a ti que eliges el camino de la excusas, de las debilidades, el camino fácil.

No te quiero ti, que no luchas por mi, que me abandonas y no me cuidas. A ti que lloras y lloras cuando no ves el lado positivo de la vida. No te quiero a ti que me vuelves loca. A ti, que va, a ti no te quiero. No te quiero a ti, que no juegas conmigo, que no sales, que te encierras en tus porquerías y no eres capaz de abrir los ojos y mirar a tu alrededor. Que va, así no te quiero.

A ti no te quiero, porque cuando eres así, es imposible quererte y me haces desaparecer.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *